Nadie niega la importancia del corazón, pero muchos desconocemos los riesgos a los que lo sometemos con ciertos hábitos. Aquí te damos 7 consejos para tener un corazón fuerte y sano.

El efecto rebote ocurre cuando adelgazamos con dietas rápidas y sin hacer un cambio real en nuestro hábitos alimenticios. Te compartimos estos 7 consejos para decirle adiós al efecto rebote:

1. Tener claro tu objetivo: Antes de comenzar, junto con tu médico o nutriólogo, arma una estrategia y visualiza tu objetivo. Recordar tus objetivos te puede ayudar a mantener el ánimo en momentos difíciles.

2. Perder peso poco a poco: La mejor manera de mantener el peso es perderlo despacio. Ten paciencia, ya que lo que se recomienda es bajar entre medio y un kilo por semana.

El consumo excesivo de sal puede provocar hipertensión y acumulación de líquidos. Lo más recomendable es que, diariamente, el consumo de sal sea de 2,300 mg. y de 1,500 mg. para las personas que sufren hipertensión.

Hoy te compartimos 7 consejos sencillos para disminuir el consumo de sal en tu dieta.

1. Evita la comida chatarra, papas fritas y otras comidas saladas y procesadas. Mejor consume productos frescos.

Es muy importante tener una rutina de ejercicio físico constante.

Pero ¿cuál es el mejor horario para hacer ejercicio? Para elegir a qué hora ejercitarte, debes considerar varios factores: tu trabajo, tu ciudad, el clima... entre otros. 

Eso sí, ya sea que te ejercites en la mañana o en la tarde, te recomiendo que antes de tu rutina tomes una taza de Té Rojo: te ayuda a quemar grasa, acelerar tu metabolismo, reafirmar tu piel y reducir los niveles de colesterol. Por si eso fuera poco, es antioxidante, así que mejora tu circulación sanguínea y retrasa el envejecimiento de tus células.

¿Sabías que tomar agua con limón en la mañana es muy bueno para la salud? Incorporando este simple hábito diario no sólo podemos limpiar el hígado y mejorar nuestro sistema digestivo, sino también incorporar potasio, calcio, fósforo y magnesio a nuestro organismo, entre otros beneficios.

Aunque no lo creas, tomar un vaso de agua tibia con limón en las mañanas tiene muchos beneficios; si lo conviertes en un hábito notarás los cambios.

El aire que respiramos contiene oxígeno, esencial para poder vivir, ya que cada célula del cuerpo lo necesita para producir energía. Si no recibieran el oxígeno transportado por la sangre las células morirían en pocos minutos. Además, a través del sistema respiratorio también se expulsa el bióxido de carbono que se produce en su interior y que de no ser eliminado nos intoxicaría. Es por eso que debemos mantener nuestro sistema respiratorio en las mejores condiciones.