La medicina complementaria es aquella que emplea las prácticas y procedimientos alternativos de curación, pero que son usados en conjunto con los tratamientos de medicina tradicional, sin ser nunca un reemplazo de las recomendaciones de los doctores. Te compartimos 4 terapias de medicina complementaria que quizá no conozcas, pero deberías:

1. Flores de Bach

Es un método terapéutico alternativo y natural basado en su mayoría, en esencias extraídas de flores silvestres. Fue creado por el doctor Edward, quien entendía la enfermedad como un desequilibrio o conflicto entre la personalidad y el ser espiritual.

Empleando capullos de flores del campo, agua pura y el sol, desarrolló 38 remedios florales que según su teoría cubrían todos los aspectos de la naturaleza humana incluyendo los estados negativos que subyacen en las enfermedades.

2. Terapia bioenergética

Desarrollada por El Dr. Alexander Lowen, esta técnica toma elementos de la psicología, la biología y la física consiste en sesiones y ejercicios de respiración tanto para la relajación y la estimulación, de carga y descarga energética.

Esta terapia plantea que nuestra historia y vivencias quedan grabadas en nuestro cuerpo para luego se convierten en energía que nos afecta biológicamente. A través de la bioenergía se puede observar y corregir la absorción química en nuestro cuerpo y su transformación en energía.

3. Ayurveda

Considerado el sistema curativo más antiguo del mundo, la ayurveda nace en la India hace 5000 años y se basa en la búsqueda de la armonía de las tres partes que componen al individuo: cuerpo, mente y espíritu, a través de diversas técnicas que van desde la medicina herbal hasta técnicas yoguís.

Un concepto básico en la medicina ayurvédica es el concepto de dosha, la sabiduría relativa a las características de los organismos. El ayurveda identifica tres doshas sobre los cuales actúa: vatta (aire), pitta (bilis) y kapha (flema). Hoy en día, en occidente la ayurveda se ha acoplado a la medicina tradicional, complementando los tratamientos de la medicina convencional con tratamientos naturales.

4. Qi Gong

El Qi Gong es considerado el ejercicio más popular en Chine. Las rutinas de QiGong permiten mantener integrados tres planos fundamentales de nuestra existencia: el cuerpo, la mente y el alma. Cuando estos aspectos se equilibran, es posible adoptar nuevas perspectivas de vida y eliminar actitudes dañinas.

Además es posible reducir el estrés, calmar la mente, aliviar el cansancio, mejorar los sistemas digestivo, respiratorio, cardiovascular y nervioso y disminuir la tensión arterial.

 

 

Este contenido es de carácter informativo; no debe considerarse como consejos médico ni deben suplir las indicaciones de su doctor. Consulte siempre con su médico.