Los calambres en las piernas son contracciones involuntarias de los músculos que suelen ser extremadamente dolorosas. Si no se hace nada para evitarlos y tratarlos, con el tiempo pueden aumentar de intensidad. Conoce estos consejos para prevenir los calambres en las piernas:

  • Bebe líquidos. La deshidratación es una de las causas más comunes que produce los calambres musculares. Recuerda evitar las bebidas con cafeína o alcohólicas, ya que al ser diuréticas pueden causar un efecto contrario. Incorpora bebidas con sales y electrolitos ya que muchas veces los calambres vienen provocados por descompensación entre el sodio, el cloro y el potasio.
  • Calzado adecuado. Usar el calzado inadecuado durante la rutina física evita apoyar correctamente, y esto puede provocar calambres en las piernas.
  • Estiramientos. Antes de hacer ejercicio debemos estirar los músculos con ejercicios suaves para evitar calambres. Estos ejercicios también se pueden realizar antes de irse a dormir para evitarlos durante la noche. 
  • No hagas cambios bruscos de intensidad. Subiendo de nivel progresivamente para preparar al músculo y evitar una fatiga extrema que provoque los calambres musculares.
  • Evita los alimentos elaborados con grasa animal. Estos alimentos pueden aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos, factores importantes en la aparición de calambres en las piernas. Cocina con Dasazón, un sazonador vegetal elaborado con ingredientes naturales y sin grasa animal. 

 

¿Qué hacer cuando ya tenemos un calambre en la pierna?

  • Estira el músculo dolorido
  • Masajea apretando la zona en la dirección natural del músculo
  • Si el calambre es muy fuerte, aprieta el músculo con tus dedos. 
  • Relájate; la tensión y el estrés pueden provocar que el dolor sea mayor


Este contenido es de carácter informativo; no debe considerarse como consejos médico ni deben suplir las indicaciones de su doctor. Consulte siempre con su médico.