Nadie niega la importancia del corazón, pero muchos desconocemos los riesgos a los que lo sometemos con ciertos hábitos. Aquí te damos 7 consejos para tener un corazón fuerte y sano.

1. Actívate

30 minutos diarios de ejercicio pueden hacer una gran diferencia. Si lo que quieres es perder peso, eleva tu rutina a 60 minutos diarios.

2. Aléjate del tabaco

Recuerda que fumar provoca problemas cardiovasculares. El cigarro perjudica tus arterias y debilita la circulación sanguínea.

Te puede interesar: Prepárate para dejar de fumar en 6 pasos

3. Visita a tu doctor regularmente

De esta manera, tu médico de cabecera puede llevar un control de tu presión arterial y de tu peso. En caso de haber riesgo de enfermedad cardiovascular él te recomendará la mejor dieta o rutina para ti.

4. Come frutas y verduras

No es sólo anuncio televisivo. Las espinacas, zanahorias, duraznos o fresas son ricas en fibra y micronutrientes.

5. Consume cereales altos en fibra y pescado

La fibra ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, mientras que el pescado (salmón, las sardinas o el atún) es rico en ácidos grasos oleico y linoleico, los cuales reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

6. Bájale a la sal

La sal eleva la presión arterial. Lo mejor es cocinar con sazonadores hechos con ingredientes naturales, como Lemi-Sano, que además es libre de Gluten y no contiene conservadores ni saborizantes artificiales.

Te puede interesar: 7 consejos para reducir la sal en tu dieta

7. Súbele a los antioxidantes

Incorpora a tu dieta alimentos o suplementos antioxidantes, como el Té Rojo para combatir los radicales libres que atacan a las células de tu organismo. Los antioxidantes te ayudarán a cuidar tus órganos, como el corazón, a nivel celular.